De mi diario: Conthe

Joaquín Estefanía, ex director de El País y fiel de ‘la Casa’ que le paga, no quiso moderar un debate en el que intervenía Conthe, pese a que lo tenía comprometido desde tiempo antes; parece que en ‘la Casa’ no les gustan ahora las fotos de sus representantes con el aún presidente de la CNMV, y Estefanía, claro, se pliega, como siempre se ha plegado. En el mismo periódico, del que más o menos echaron a Hermann Tertstch –a veces casi lo comprendo, pero no puedo aprobarlo–, tienen bajo la bota del silencio a Javier Valenzuela, que fue subdirector de este diario (y candidato a director) y se le ha ocurrido, vaya por Dios, escribir un libro sobre sus viajes con Zapatero cuando era director general de la cosa; ni una línea en el prisadiario sobre el libro viajero, oiga. Son así, y no han cambiado desde que yo los padecí durante siete años, de esto hace más de tres lustros. 

En la COPE excluyen a todo el que no dice ‘amén’ a Federico. En Onda Cero te echan  en cuanto maurizione y ferrarotti reciben las instrucciones precisas ‘de arriba’, que para ellos ‘arriba’ pueden ser muchos.

Tengo más ejemplos en el almario y en el armario… 

No me extraña que Conthe, ese malhumorado, honesto, quisquilloso, extemporáneo, valiente, antipático, personaje tenga ganas de echar a correr. La cosa está para echar a correr, veramente, non é certo, maurizione, capo capi, non é certo, gloriona lomanona pelotoni (ya verán, ya, la pelota que le va a hacer esta noche, como quien no quiere la cosa, a Zapatero en la Antena 3 que comparte con maurizione il padrino. Menos mal que están Urdaci y Valentín).

Estamos apañaos con gente tan valerosa

Share