Sabor agridulce

No sé si me he quedado contento con esos acuerdos parciales entre ZP y Rajoy. A mí no me basta sino con un gobierno de gran coalición durante un par de años. Y luego, disolución de las Cortes, referendum sobre la reforma de la Constitución en lo que hay que reformarla urgentemente (igualdad de derechos para acceder al trono, independientemente de sexos), elecciones y que gane el mejor.

¿Cómo se puede excluir la economía de un gran acuerdo nacional? ¿Y la inmigración? ¿Y la reforma de la normativa electoral? ¿Es que pensamos que con un nuevo amaño sobre los jueces, con cuatro vaguedades sobre el terrorismo, hemos cumplido los objetivos? Pues nada de eso. Hay mucha GENTE QUE PIENSA QUE ESTO PINTA MAL, Y SU CONFIANZA SE REFORZARÍA SI LOS DOS PARTIDOS QUE SUMAN CASI 22 MILLONES DE VOTOS SE PUSIESEN DE ACUERDO SOBRE COSAS TRASCENDENTES. Pero ‘ellos’ , que son los dos grandes y todos los pequeños, parece que no lo entienden, y ahí estan, racaneando acuerdos (sí, es mejor que en la pasada legislatura, pero…), organizando saraos conmemorativos, perdiendo un tiempo precioso.

Share