El Gobierno empieza su rodaje: a ver qué tal…

Vamos a ver cómo es la primera semana en el rodaje de los nuevos ministros. Supongo que ni el nuevo Gobierno se ha generado para mantener el mismo vuelo alicorto sin imaginación, ni el líder de la oposición seguirá el consejo que le induce a sestear, fiándolo todo a los errores de los gobernantes socialistas. Confío en que ni Rubalcaba se atará a su actividad como portavoz en el pasado remoto –quien suscribe ya le seguía entonces como periodista, y presumiblemente seguiré haciéndolo ahora–, a base de guiños más o menos cómplices, ni su ‘coequipier’ Zapatero se atendrá al habitual lenguaje vacío; de la misma manera que –confío—en el PP se dejarán de frases presumiblemente ingeniosas que solamente sirven para aguijonear, sin mayores consecuencias, al Ejecutivo. Todo ha de ser diferente, más eficaz y profundo. Porque el juego ha comenzado de veras.

Dicen que Zapatero se ha revelado como un maestro en el manejo de los tiempos al hacer ahora la crisis. No lo creo: esa crisis estaba ya ahí, enquistada, desde junio, cuando el presidente no quiso hacerla porque a él ‘nadie le fuerza a una remodelación ministerial’, según dicen que dijo entonces. Pero he de insistir en que ya por aquella altura Rubalcaba era el ‘número dos’ algo más que ‘in pectore’; puede que hasta, ya entonces, fuese algo más que un segundo a bordo, porque su destino es el de sustituir al capitán más bien a medio que a largo plazo.

Ocurre, no obstante, que la veteranía nos enseña que no siempre estas ‘operaciones políticas’ llegan a buen puerto, maneje quien maneje el barco. He visto muchos diseños que naufragaban en contacto con la dura realidad exterior. Y a Zapatero hay que reconocerle que ha mantenido bastante unida a la tripulación –un par de voces tímidamente discordantes en el comité federal no son siquiera significativas–, que trabaja en plan estajanovista y que mantiene una honestidad básica que le hace reconocer que ha tenido, a la fuerza ahorcan, que traicionar todos sus planteamientos.

Pero también hay que achacarle brutales errores de análisis, que no siempre se dice –ni nos dice— la verdad, que improvisa –miren, si no, cómo hizo esta crisis, resuelta a toda prisa, por más que ya estuviera hilvanada desde hace cuatro meses–, que su preparación es insuficiente. Y que se ven los costurones de su estrategia. Por todo lo cual, más las prisas, más los factores externos, esta ‘operación sucesión –nadie quiere llamarla así en el PSOE—puede irse contra la escollera.

En todo caso, hay que decir que Zapatero está amortizado. Y que lo sabe y acaso hasta lo desee. No me cabe en la cabeza que pueda pensar siquiera en volver a presentarse a las elecciones, ni que los ‘segundos’ puedan desearlo. Entre todos, a partir de ahora, tienen que preparar la sucesión. Y un programa electoral para los nuevos tiempos, que no admiten continuismos en muchos aspectos; ya el sábado, en un comité federal del PSOE con demasiados pocos mensajes, se empezó a hablar de replantearse (‘reavivar’) el estado del bienestar. A la misma hora, también en Madrid, el PP celebraba una convención en la que Manuel Pizarro reclamaba “repensar entero” ese estado del bienestar. Y es que todos, por mucha levedad con la que quieran tomarse las cosas, han de reconocer que algo, mucho, tiene que cambiar para que todo siga más o menos igual. Más o menos.

Imagino que esta semana de rodaje veremos ya algunas cosas nuevas, más allá de un modelo inédito en los enfrentamientos de las sesiones de control parlamentario. Mucho tendrá, por cierto, que agudizar el dardo y la palabra la portavoz ‘popular’ Soraya Sáenz de Santamaría, que ahora ya no se enfrenta dialécticamente a Fernández de la Vega, sino a un Rubalcaba que se siente, me dicen, crecido y capaz de casi todo. Y eso, este miércoles, será solamente un indicio; decía ‘The Economist’ que las elecciones en España las ganará el partido que primero se deshaga de su actual líder. El PSOE ya ha iniciado, me parece, los trámites; en el PP ya lo intentó alguien, y no supo hacerlo o no pudo contra el tesón de Mariano Rajoy.

Pero lo que yo creo es que las elecciones las ganará el partido que comprenda que tiene que hacer un programa electoral en el que la regeneración democrática sea lo que prime: ya estamos viendo que sectores de la sociedad civil se movilizan creando ‘think tanks’ que estudien aspectos del cambio político, como las deseables reformas constitucional y electoral, la corrección de la marcha del estado de las autonomías, la corrección de los desequilibrios económicos o las deficiencias casi seculares de la educación. Por eso me atrevo a mirar con cierta esperanza el inmediato futuro: porque quizá, al fin, todos hayamos comenzado a entender el mensaje. El mensaje del cambio, que no puede quedarse solamente en las caras, en si la edad media del Ejecutivo sube o baja o en si aquella paridad de sexos tan estéril ha quedado superada.

Share

20 Respuestas a “El Gobierno empieza su rodaje: a ver qué tal…”

  1. Mario Sanz Dice:

    Una vez superada esta etapa sin contar con un gobierno de unidad, falta grandeza, solamente queda desear que este remodelado gobierno sea capaz de mejorar la difícil situación de millones de españoles que lo están pasando muy mal, o que al menos transmita “esperanzas” creíbles de que todo irá a mejor, y que la oposición consiga “tocar Moncloa” gracias a diagnósticos exactos y potentes propuestas realistas y bien explicadas, y no que “herede” el poder porque le toca mientras el “líder” duerme su “arriolística” siesta.

    Es decir, que mejoren y se pongan a la altura de las circunstancias tanto unos como otros.

    Un saludo,

  2. corbmari Dice:

    Don Fernando, acláreme usted eso, por favor: ¿Cuándo ha existido en
    ningún dirigente socialista el más mínimo indicio de honestidad? Cuanto
    antes se de cuenta la gente que los padece, tanto en España como en
    el resto del mundo,de que el Dirigente Socialista es la única plaga que
    acabará con la existencia de toda expresión de vida en el planeta,antes
    podremos empezar a construir un futuro más diáfano y alentador para
    nuestros nietos y los nietos de nuestros nietos.Yo, personalmente,temo
    más a la lacra socialista que a un conflicto nuclear. Sea usted todo lo
    más majo y benevolente y confiado que quiera, pero no olvide esto: El
    DIRIGENTE SOCIALISTA(y lo mayusculizo para diferenciarlo de los que
    le votan), es genéticamente borde y letal y en sus líneas genéticas solo
    cabe, como prioridad principal, el caos y el exterminio de todo lo que se
    pueda llamar bienestar general;no conocen la bondad,ni la misericordia,
    ni la solidaridad, ni la bonhomía, ni la decencia, ni la amistad,ni el amor
    al semejante,ni siquiera a ellos mismos; son seres autodestructivos que
    quieren, al mismo tiempo que se autodestruyen ellos, hacer y causar el máximo daño posible, al máximo número posible de personas y en el
    menor espacio de tiempo posible. Siento opinar así, pero ya las he visto
    y pasado p.tísimas demasiadas veces con ellos para cambiar ahora mis
    convicciones y más, después de ver cómo está el percal.Saludos.

  3. Jáuregui Dice:

    De acuerdo, Mario.Un saludo

  4. pascuamejia Dice:

    No solo arriolística, Mario, también “idiosincrática” del sesteador. Por lo demás, no veo porqué va a cambiar nada, ni mucho ni poco ni tanto. No es que no les conceda sus 100 días al nuevo gobierno, -de hecho les doy los 550 que deben faltar hasta las generales-, es solo que el sistema ha convertido a los políticos no ya en una “clase”, mas en una casta. Necesitamos una reforma constitucional y necesitamos una renovación profunda de la estructura social. La insensatez, la inconsistencia y hasta la irresponsabilidad está en seguir haciendo lo que hemos estado haciendo y esperar resultados distintos a los que hemos venido colectando.

    Hoy la china de nuestro zapato es la crisis, pero desgraciadamente ni el más listo, inteligente, preparado y capaz de los españoles -ni siquiera los 500 mejores- podría sacarnos de ella aisladamente de la OCDE y menos de la noche a la mañana. Los problemas son sistémicos y globales y los apósitos que desde una economía demediada y mediana en tamaño como la nuestra se pueden hacer son de poco calado y de menor trayectoria. Saldremos de la crisis -siempre que ha llovido ha escampado- y no me importa que unos u otros se apunten el tanto porque no será mérito de ninguno. Y saldremos cuando toque, posiblemente entre 10 y 20 meses a tenor de lo que dicen y publican en todos los países: los mercados no son entes paranormales, somos todos.

    Lo que me preocupa, lo que me sigue preocupando, es el después: ¿qué estamos haciendo, qué tenemos que hacer, qué vamos a hacer para que nuestro pequeño país salga reforzado y preparado para el después. Al fin, ya no me preocupa “yo y mi circunstancia”, me preocupan mis hijos -y los de todos- y su circunstancia. Ejemplo: no les permitimos votar, pero nos hemos hipotecado para dos generaciones. En este momento a cada español vivo o que nazca le caben casi 12.000 euros de deuda nacional consoliddada. Veo los PGE, veo las propuestas del PP, veo los PG de algunas CCAA como la valenciana y las contra propuestas de, por ejemplo, el PSPV y noto la inconsistencia y la fragilidad desde las que se hacen. Lo que -qué pesado me pongo, coñe- cabe hacer es regenarar el estado y sus instituciones, renovar lo que tenemos de obsoleto y adecuar el marco para que cuando vuelva a ocurrir otra crisis -que volverá a ocurrir- estemos (mejor) preparados para frontarla.

    Según un estudio del MIT y otro del Banco Mundial -no he leído los estudios, solo los resúmenes que se han publicado en USA y UK-, 3 de cada 5 niños occidentales menores de 10 años se dedicarán a trabajos que todavía no existen. ¿No debe ser nuestra obligación preparar el estado -la maquinaria del país- para cuando esto ocurra?

    5 millones de parados son 5 millones de dramas. Una generación con estructuras inservibles es una catástrofe.

  5. Fernando Jáuregui Dice:

    A Cobmari:
    Ignoro cuáles sean sus experiencias con esos dirigentes socialistas a los que usted, de manera excesivamente generalizada, estigmatiza. A lo largo de cuarenta años de profesión, he visto dedicación, tesón, amor al servicio a los demás, en dirigentes socialistas, comunistas, de extrema izquierda, centristas, de AP –y luego del PP–, nacionalistas y no sé si también de extrema derecha, aunque de estos conozco a pocos y ninguno me ha gustado jamás. De la misma manera que he visto ruindad, corrupción, egoísmo extremo y estupidez máxima en socialistas, comunistas, centristas, derechistas, nacionalistas…
    Le recuerdo la estupenda frase atribuída a Churchill cuando le preguntaron qué pensaba de los franceses: “No lo sé, no los conozco a todos…”, respondió el ‘premier’ británico por antonomasia.
    Pues eso, amigo Cobmari: que no hay que generalizar tanto, en mi modesta opinión. Creo que hay dirigentes socialistas admirables, los hay mediocreos o medianos y los hay deleznables. Y es a estos a los que hay que denunciar sin insultos, con proporcionalidad y con la mayor equidad posible. Ya sabe que a mí lo que me gusta es la templanza y la tolerancia, aunque también la intransigencia con la corrupción y con la estupidez culposa.
    No puedo, por tanto, estar de acuerdo con el tono de sus afirmaciones, aunque, naturalmente, las respeto, porque una de mis frases favoritas es aquella atribuída a no sé qué político inglés (nunca lo he sabido): “yo, que aborrezco las ideas de usted, daría la vida para que usted pueda seguir expresándolas libremente”. Es mi concepto de lo que llamo la ‘ética Bloomsbury’. Coolness, que dicen los British. Acabaré convenciéndole, ya verá.
    Un saludo

  6. pascuamejia Dice:

    A Fernando:

    Es una de mis frases favoritas también. La primera vez que la oí se la atribuyeron a Churchill (y aún se le suele atribuir) en una interpelación parlamentaria.

    La atribución más común es a Voltaire en respuesta a una carta de Rousseau o de un clérigo cuyo nombre no recuerdo. La verdad es que la frase pertenece a Los Amigos de Voltaire, escrita por Evelyn Beatrice Hall a principios del XX y bajo el pseudónimo de Stephen G Tallentyre. Es un libro fácil de encontrar en inglés y creo tener una copia en pdf en algún lugar de mi archivo por si te interesara. Es bastante aburrido, por otra parte.

  7. corbmari Dice:

    Don Fernando, el que usted-o quien sea-pretenda convencerme de que
    entre los DIRIGENTES SOCIALISTAS hay buena gente, es tan imposible
    como el alcanzar LA VIDA ETERNA.Ya le he dicho alguna vez que admiro
    su prudencia y su benevolencia pero, y lo siento, no la comparto.Sólo he
    podido apreciar cierta “bondad” en Leguina, Tierno,Mújica y Lluch,los que
    quedan,y perdone si ofendo a su sentido de equidad,tolerancia y demás
    cualidades que a mí, lo sé, me faltan, no observo más que malevolencia,
    maldad, ruindad, desprecio a la democracia y afán de depredación. Pido
    perdón por no explicar mis experiencias, pero son tan impactantes que
    no me atrevo a cargar a nadie más con semejante bagaje. Pero dése ud
    cuenta que, usted mismo, hace diferenciaciones por el ideal de cada cual.
    Que conste que no se lo critico, yo hago lo mismo con el PSOE; dice que
    no sabe si conoce a nadie de extrema derecha y si así es, serán algunos,
    pocos y, sin embargo, no le gustan. No sé que tienen de mejor unos de
    los otros, para mí, tan bestias son los de la ultraderecha como los de la
    ultraizquierda, no son más que seres horrorosos que no merecen estar
    con la gente de bien; por otra parte, y ya termino, no soy en, absoluto,
    rencoroso, pero no se le puede pedir a nadie que recibe sopapos por los
    cuatro puntos cardinales que, encima, sea ecuánime, amable,simpático o
    ni tan siquiera respetuoso con quien se los está propinando. Gracias por
    su loable intención de convertirme a esa particular bonhomía suya, pero
    por desgracia, créolo imposible. Un cordial, amable y-para usted, sí- muy
    afectuoso saludo. Auf wieder seen, freund.

  8. Pedro Dice:

    La derecha ha llegado al Gobierno en Gran Bretaña, y lo primero que ha hecho ha sido poner en la p.calle a medio millón de empleados públicos.
    Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar.

  9. Fernando Jáuregui Dice:

    A Cobmari: Oiga, que el PSOE no es la extrema izquierda…Tampoco Izquierda Unida lo es. Me refiero a los declaradamente antidemócratas

  10. Uno de los progres Dice:

    Yo creo que el electorado es bastante más maduro y responsable de lo que muchos políticos se piensan, y precisamente por eso lo que no perdona es el engaño.

    Si este gobierno empieza a explicar la necesidad de las reformas y a informar sobre la realidad de la situación y no se dedica a propagar falsedades, dar bandazos y a ocultar la verdad, puede que tenga alguna posibilidad de ganar las elecciones.

    Mientras tanto otros pueden seguir sin hacer nada, sin ofrecer respuestas, ni soluciones, tumbados en la cama y echarle la culpa de todo al gobierno de JLRZ, pero que no se olvide a nadie que el electorado ciertas cosas las percibe y no las perdona en las urnas. No basta con repetir una y otra vez el “váyase” sr Zp, sino que hay que convencer …

    Ya llevamos más de 35 años de régimen democrático y de libertades en este viejo país, una regeneración democrática y un referesco de ideas y de esquemas no parece nada desaconsejable, sino todo lo contrario.

  11. corbmari Dice:

    Perdón, quizás no me he explicado bien. Yo en ningún momento he
    acusado al PSOE de pertenecer a la extrema izquierda; yo sólo he
    dicho que me parecen tan bestias los de la extrema derecha como
    los de la extrema izquierda y que usted, sin saber si conoce algunos
    de ellos, dice que no le gustan los de extrema derecha.Me parece de
    fábula, a mí tampoco me gusta ningún “ultra”. No se mosquee con el
    Corbmari; yo creo que me falta algo de experiencia en comentar las
    cosas que pasan; me limito a decirlas como las siento y, a veces, no
    puntualizo bien la intencionalidad de mis palabras. Aunque en ningún
    momento he acusado al PSOE de extremista, sí le digo que para mí,
    el “querubín” que nos ocupa, es un dictador de tomo y lomo y su
    alter ego,APR, por muy buen político que sea, otro que tal; y no crea
    usted que me escudo en el anonimato que proporciona la red para
    decir lo que pienso, no, nada me gustaría más que poder decirle en
    su cara a este tío lo que pienso de él y de sus disparatadas, absurdas
    y diabólicas ideas. Si usted conoce la manera, por favor, hágamelo
    saber que yo, encantadísimo de la vida, iría a decírselo, con luz y con
    taquígrafos y provisto de mi DNI. Disculpe si mi falta de experiencia
    hace que no me explique con la claridad debida. Para, por si acaso,en
    futuros comentarios, digo algo que no lo explique bien, le aclaro que a
    mí, aparte de todos los “ultras”,sean de la tendencia que sean,los que
    me merecen un desprecio total, son los del PSOE(Dirigentes), porque
    creo que son unos tiranos y unos déspotas además de ser unos tios
    muy malintencionados y facinerosos. De nuevo un cordial saludo y no
    se me enfade usted, don Fernando, a ver si el que va a convencer a
    alguien, voy a ser yo a usted para que tenga algo más de mala leche.

  12. Mario Sanz Dice:

    Estimado Pascua:

    Tiene razón, la crisis nos ocupa tanto que no nos hemos detenido a pensar qué queremos una vez que superemos esta situación y podamos vivir una relativa tranquilidad.

    En educación no hay nada nuevo, ni siquiera un estudio serio que nos permita determinar qué españoles serán necesarios en el futuro, con qué aptitudes y formación y cómo podríamos prepararlos.

    Es de sentido común que si seguimos haciendo lo mismo, o proporcionando la misma educación, tendremos más de lo mismo, es decir, criaturas sin la más mínima preparación para encarar un mundo cada vez más competitivo que irán haciéndose cada vez más viejos y cada vez más pobres de crisis en crisis.

    Algo mejor debemos dejar a nuestros hijos que un país con la descomposición social, política, económica y valórica en que estamos inmersos actualmente. Un país como el que tenemos es una herencia vergonzosa para nuestros hijos.

    Y si debemos confiar en los políticos que tenemos para que arreglen esto, mejor que los críos se vayan a Botswana donde tendrán un futuro más próspero que aquí.

    Un saludo,

  13. pascuamejia Dice:

    Gracias, Mario, por la concordancia y complementariedad en el planteamiento.

  14. kroker Dice:

    ¿Me permite una pregunta sr. Jáuregui, al margen del tema tratado?.
    Suponiendo que si, ahí va:
    ¿Para cuando un Diario Crítico en Canarias?.
    El panorama periodístico por las Islas, es bastante lemantable (como usted bien sabe). Salvo honrosas excepciones, el grueso de la prensa insular atiende mas a consignas caciquiles (dependiendo de quién ponga las perras o las subvenciones), que a criterios objetivos y de verdadera libertad de prensa.
    Me sorprendió ver su reproducido su artículo en el libelo (hoy) independentista (antaño autonomista, antaño de antaño centrista de don Adolfo, y antaño de antaño de antaño: cara al sol con la camisa nueva), de don Pepito Mencey de la Avd Buenos Aires. Debe ser para darle un aire de pluralidad o prestigio, que un godo (para ellos) como usted, publique en tan infumable diario.
    En fin don Fernando, cada uno con sus letras hace lo que quiere, pero lo del diariocritico aquí..¿que?.
    Afectuosamente.

  15. Marcial-Concello de Maside Dice:

    Creo que el panorama político en españa es penoso y si no leed esta noticia.
    http://www.ourensedixital.com/_novas/10/10/18_04.htm

  16. Mario Sanz Dice:

    Pascua:

    Un ejemplo sobre la educación que reciben nuestros hijos: Serán excelentes revolucionarios, buenos sindicalistas y muy ecológicos, pero no tendrán en donde c..ño trabajar…..

    http://www.efamiliar.org/files/315.gif

  17. Diariocritico Dice:

    Diariocritico…

    […] something about diariocritico[…]…

    [WORDPRESS HASHCASH] The comment’s server IP (89.248.168.40) doesn’t match the comment’s URL host IP (diariocritico.blogger.com) and so is spam.

  18. pascuamejia Dice:

    Uau, pero voy a apostillar alguna cosa, con permiso.

    Una asignatura como E para la C tiene sentido.

    Quiero decir que es necesario para construir una nación común y para fijar el sentimiento de pertenencia a ella que en los colegios e institutos se estudie nuestra constitución, el sistema político que tenemos y su funcionamiento en cada nivel administrativo, los derechos y deberes ciudadanos, los símbolos y, mira tú que tontería, lo que significan (Himno, bandera, escudo), etc. Estos deberían ser los contenidos de EpC.

    Otra cosa es lo que recoge la noticia del link. Es inaceptable, manipulador y de nulo o contrario patriotismo constitucional. Las opiniones vertidas sobre sindicatos y empresarios son maniqueas y facilonas, al margen de que manipulan y predisponen a los estudiantes y no pueden tener cabida en un texto informativo que debe ser aséptico completamente.

    En este momento es de destacar que la notocia viene de El Mundo, que mantiene una cruzada particular contra esta asignatura, por lo que hay que coger la información con el sano recelo de la duda: aceptando su veracidad pero complementándola con otras informaciones.

    He acudido directamente a los libros de mis hijas, una de 10 y otra de 13 años. Afortunadamente, sus textos son razonables. Sí, a veces tienen un cierto tufillo ideologizante -en este caso de corte cristianizador-, pero nada comparable a lo que he leído en tu link. En los textos de mis hijas, las ingerencias que encuentro son de tipo cultural, no ideológico, aunque tampoco son aceptables: el texto habría de ser in-formativo.

    Pregunto y, según me dicen, cada CCAA determina los textos que son válidos para esta asignatura (¿Tendrán las CCAA esta misma prerrogativa en todas o en parte del resto de asignaturas? Si ya es ridículo que haya 17 Sistemas Sanitarios, no quiero decirte que haya 17 Sistemas Educativos) y luego los centros, de acuerdo a su ideario, escogen el que mejor les cuadra de entre los aprobados por el gobierno autónomo.

    Lo que parecería más lógico es que los contenidos de EpC fueran

    1º Los mismos para todos los colegios

    2º Des-ideologizados y asépticos.

    3º Formadores de ciudadanos. (Sino llamémosla de otra manera, pero no EpC)

    Ahí seguimos, hay mucho que retocar.

  19. Mario Sanz Dice:

    Totalmente de acuerdo, una vez más, estimado Pascua.

    Ya me estoy convenciendo de aquello de que la izquierda y la derecha unidas, jamás serán vencidas….

    Un saludo,

  20. pascuamejia Dice:

    Lo cierto, Mario, es que el ámbito del debate ideológico no debe afectar a las reglas del juego ni al “acuerdo marco”, ya tendremos tiempo para discutir los detalles.

    Anécdota: hoy en una tele había un debate en el que estaba invitado Ricardo Costa, ahora portavoz de la comisión de economía y presupuestos de la Gen Val. Uno de los invitados le echa en cara que no esté presente la ideología liberal del PP a la hora de gobernar teniendo en cuenta, y aquí hizo una enumeración bastante precisa de las ayudas del gobierno Camps, el importe y número de las subvenciones otorgadas incluso a empresas y sectores concretos de la economía privada. Cuando a RC contestó vino a defender una política social demócrata en la que defendía la política de subvenciones de su gobierno y vino a decir, casi, que no hay ideologías, que “todos ofrecemos más o menos lo mismo”. ¿Ofrecemos? Creí que lo de la ideología era otra cosa.

    Mi padre, que es de derechas y empresario, cree que lo suyo se defiende mediante la iniciativa privada, la incentivación de la inversión, el premio al esfuerzo individual y la reducción del concepto estado casi a su esqueleto. Yo, en cambio, mantengo que el estado no debe manejarse como una empresa, que hay que premiar el esfuerzo individual sin desatender los empujones estatales a los colectivos más perjudicados. Él mantiene que el Concordato está bien y yo creo que el crucifijo en las tomas de posesión de los Ministros está de más.

    Pero ambos estamos de acuerdo en que la Constitución es buena, en que necesita una reforma, en que enseñar la EpC tal como la describí antes es necesario, que la sanidad, la educación y la seguridad no deben transferirse a las CCAA, que pagar impuestos es necesario, que exigir la mejor administración de esos impuestos es obligatorio, que la ley electoral es inútil, que la elección del presidente (y vicepresi, mi padre es muy yanki pa eso) debía ser aparte de la del parlamento, que nuestros policías y soldados nos defienden de los malos, que el poder judicial necesita una reforma profunda como la que sufrió el ejército en loos 80, etc.

    Sin embargo, cuando debatimos sobre si las empresas deben pagar más impuestos, sobre si la seguridad social debe o no atender a los vecinos en situación ilegal, sobre si la derecha gestiona mejor o si sobre la Constitución debería declararse abiertamente laica, entonces interviene mi madre para poner paz. Y a veces hasta llegamos a acuerdos negociados.

    Hace poco, un nuevo amigo que me echao por ahí me dijo “no pensamos igual, pero tenemos sentido común y eso nos une”. Si es verdad, y yo creo que sí, viva el sentido común.

    ¿La izquierda y la derecha unidas jamás serán vencidas? hmmm, da que pensar.

Deja una Respuesta