No, el PP no ha ganado (el PSOE, claro, menos aún)

Dudo de que el Partido Popular pueda decir con voz demasiado alta que ha ganado las elecciones europeas de 2014. Un severo varapalo en relación con los escaños obtenidos en 2009: ocho menos. Lo del Partido Socialista es, claro está, peor: ha perdido nada menos que nueve escaños en comparación con las últimas elecciones europeas. Y muchos de estos votos se los ha llevado la gran sorpresa de la jornada del domingo, el partido ‘Podemos’, aglutinado por el joven profesor universitario y tertuliano mediático Pablo Iglesias, que se reclama heredero de los ‘indignados’ del 15-m, y que ha evitado también, parece, un mayor crecimiento aún de Izquierda Unida, que, en cualquier caso, pasó de dos a seis escaños. Enorme corrimiento, pues, en la izquierda y ocho escaños menos para el partido gobernante, el PP, el más votado, pero que ha cosechado un resultado claramente insatisfactorio.

El bipartidismo ha salido tocado: IU, Podemos y UPyD han dado una estocada muy seria a la hegemonía de los dos ‘grandes’, que siguen siéndolo, desde luego, pero mucho menos. Han perdido, entre PP y PSOE, nada menos que diecisiete escaños de los cincuenta y cinco del total correspondiente a España. ¿Entenderán el mensaje? No puede colegirse de las primeras reacciones tras conocerse los resultados: María Dolores de Cospedal, rostro serio, con Arias Cañete, más serio aún, destacó que el PP “ha ganado las elecciones”, y lo ha hecho, dijo, con un escaño más de diferencia sobre los socialistas que en las elecciones anteriores. Nada dijo la secretaria general sobre el descenso tremendo respecto de 2009. La “satisfacción” proclamada por Miguel Arias, que, como Cospedal, no admitió preguntas de los periodistas, se contradecía con el rostro del candidato ‘vencedor’.

Los socialistas tardaron en aparecer para dar la cara tras los muy malos resultados obtenidos. ¿Habrá en las próximas horas algún anuncio de Rubalcaba acerca de sus intenciones de presentarse o no a las primarias? ¿Empezarán a aparecer candidatos a presentarse a estas elecciones? Alfredo Pérez Rubalcaba no compareció en la noche del domingo –lo hizo, con cara larga, Valenciano–, pero todo indica que algún mensaje, quizá drástico, lanzará este lunes cuando acuda ante la prensa tras la reunión de la ejecutiva federal socialista. Por supuesto, muchos rumores de dimisión, pero nada confirmado a estas horas.

Si en la derecha se impone una reflexión, en la izquierda el debate es absolutamente imprescindible. Si se pudiese simplificar haciendo dos frentes, la izquierda ha obtenido bastantes más escaños que el centro-derecha, considerando como tal también a UPyD y a Ciudadanos, lo que podría ser mucho considerar. Dudo, sin embargo, que pueda darse un entendimiento, al menos a corto plazo, entre PSOE, IU y Podemos, y menos aún con los ultranacionalistas de Bildu y compañía. Como tampoco se dará un pacto entre el PP, Ciudadanos y UPyD. Así que, si extrapolamos estos resultados de cara a unas elecciones generales, ese Gobierno de coalición del que hablaba Felipe González, entre PP y PSOE, se va a hacer imprescindible a comienzos de 2016. Suponiendo, claro, que puedan extrapolarse los resultados obtenidos este domingo, que yo creo que sí.

Análisis aparte merecería lo cosechado en una Cataluña que se ha lanzado a votar en mayor medida que en el resto de España,buscando sin duda respaldar a las formaciones independentistas. Bien haría Artur Mas en meditar cuáles han sido esos resultados, que han supuesto que Esquerra Republicana sobrepase a Convergencia i Unió. Preocupantes resultados de cara a la estabilidad territorial de nuestro país. Bien haría el partido gobernante en España en sacar más conclusiones que el mero ‘hemos ganado’, porque la verdad es que, siendo así, no ha sido en absoluto así.

Share

Deja una Respuesta