¿Y si volviésemos al viejo, anticuado, independiente, periodismo?

No me gusta que haya televisiones que ‘patrocinan’ alternativas políticas, incluso aunque yo pueda simpatizar con ellas; no me gusta que en las tertulias nos cuelen a gentes que lo que quieren es transformarlas en una plataforma personal para encabezar candidaturas; no me gusta ese periodismo vociferante que se adueña de las pantallas; discrepo de esa ‘información’ en 240 caracteres que es más bien propaganda.

En fin: ¿y si volvemos a aquello de que periodismo es contar lo que los demás no han contado y contarlo mejor que nadie? A aquello de que ‘noticia es todo lo que alguien no quiere que se publique’, etc?

Share

Deja una Respuesta