Un interrogatorio a Pedro Sánchez

Lo reconozco: yo fui uno de los que en algún momento pensaron que Pedro Sánchez era un cadáver político o poco menos. También pensé que sería imposible una victoria de Trump, o la salida de Gran Bretaña de la UE, y ya ve usted. Uno tiende a instalarse en la creencia de que la banca, o el sistema, o el estatu quo, siempre ganan. Y en estos tiempos se está produciendo, tal vez como nunca, la rebelión de las bases…para luego comprobar que hay que volver a las antiguas costumbres, porque lo nuevo, sin testar, produce muchos dolores de cabeza.

Claro que no estoy comparando a Sánchez con Trump, o su victoria frente a Susana Díaz con el Brexit. Pero hay una similitud: el votante medio está enfadado con la manera como hasta ahora se han gestionado las cosas, llámelo usted Casa Blanca o palacio de San Telmo. Susana Díaz representó lo que el ciudadano de la calle, por tanto el militante socialista de base, entiende como el ‘establishment’ . Ahora falta que el nuevo (bueno, no tan nuevo, porque ya pasó por el puesto, con desastrosas consecuencias) secretario general de los socialistas responda bien a varias interrogantes:
-¿Cómo va a gestionar, él que no es parlamentario, el grupo socialista en el Congreso (y en el Senado), teniendo en cuenta que los hasta ahora dirigentes de ambos grupos son hostiles a Sánchez y se enfrentaron a sus posiciones?
-¿Cómo piensa relacionarse con el Gobierno del PP en general y con Mariano Rajoy en particular?¿Apenas con el ‘no, no y no’
-¿Seguro que está descartada una alianza de gobierno con Podemos?. Y si no es así, ¿en qué términos planteará esa alianza?
-¿Planea presentar proyectos novedosos para un programa de gobierno ya en el inminente congreso federal del PSOE?
-¿Cómo hacer frente a la renovación tan prometida del partido?¿Caerán cabezas?
-¿Alentará el mantenimiento en sus puestos de los presidentes autonómicos socialistas aliados con Podemos?
-En cuanto a talantes, ¿piensa abrir una nueva etapa, criticando algunas actitudes que mantuvo en el pasado inmediato?¿Modificará sus comportamientos con los medios de comunicación?
-¿Tiene algún proyecto verdaderamente operativo para tratar de solucionar el tema del secesionismo catalán?
Solamente cuando Pedro Sánchez haya dado a la opinión pública respuestas verdaderamente satisfactorias y creíbles a estas y otras muchas preguntas que todos nos/le planteamos, empezaré a variar mi opinión, hoy altamente crítica para con el nuevo/viejo líder del que aún sigue siendo el segundo partido en importancia, cualitativa y cuantitativa, de España… ¿por cuánto tiempo?

Share

Deja una Respuesta