Cuando te lapidan al tuitero, anónimo, modo…

Me lapidan, al tuitero modo, por una frase desafortunada ayer en ‘La Linterna’ de Cope, en el espacio confidencial que comparto con Federico Quevedo, por haber dicho que yo no me agacharía a coger caramelos en la cabalgata de Vallecas. Muchos lo han interpretado como una frase homófoba y piden para mí hasta penas de cárcel por una simple frase, sin duda desafortunada, porque yo ni comparto homofobias ni las tolero siquiera, como bien sabe todo aquel que me conoce o incluso me lee. O hasta me supone.

Disculparse por una ‘pasada’ que ni siquiera fue graciosa, aunque la dije sin pensar más que en lo que ahora explico, es inútil, y hasta contraproducente en TWTR, sede de todas las condenas, de algunos verdugos que siempre condenan a muerte sin juicio y sin oir al condenado.

Claro que no soy homófobo, ni me escandaliza para nada el diferente; yo supongo que también lo soy en muchos aspectos. Pero no abdicaré de pensar que para nada cabe en una cabalgata de Reyes Magos ni el aspecto comercial, ni el político, ni el promocional de Orgullo Vallekano alguno. Ni otras ‘creatividades’ que ensombrecen lo que para mí, al margen desde luego de cualquier aspecto religioso, representa esa cabalgata de ilusiones infantiles, y de los mayores por poderlas fomentar. Déjense de una vez de mensajes ‘paralelos’ aprovechando el éxito de las cabalgatas, que de oportunistas está ya el mundo lleno.

Bueno, esto es lo que quise decir, en mis cuatro segundos de gloria, con tan desafortunada frase, por la que, de nuevo, pido disculpas, aunque de nada sirva eso a los verdugos que, encantados de su impunidad analfabeta, asesinan, desde posiciones ultras y tantas veces anónimas, en redes sociales. Debatiré siempre con el discrepante de mí, y hasta con el contrincante; jamás con el energúmeno de sal gorda.

Sé que me estoy metiendo en un lío con esta denuncia. Ellos son muchos y nosotros, yo, pocos. Se me han echado encima suponiéndome yo qué sé qué cosas de las que siempre he abjurado. Qué sabrán ellos de mí, ni les importa. Es, por supuesto, una campaña montada por algunos, vaya usted a saber con qué objetivos. Gracias, en todo caso, por la atención a mi creo que muy pequeña persona. No la merezco, creo. Será que no tienen algunos otra cosa en la que fijarse. Bueno, pues gracias de nuevo.

Share

2 Respuestas a “Cuando te lapidan al tuitero, anónimo, modo…”

  1. Francisco Dice:

    Hola, yo creo que no hay para tanto y que ni siquiera debiera ser necesario sentirlo; frecuentemente hacemos chistes o chascarrillos de este tipo (no agacharse, arrimarse a la pared…) incluso con amigos gays que participan de las risas en el contexto de “broma”, sin intención de herir. Quienes defienden en otros casos que se pueda hacer humor o chistes libremente de absolutamente todo, incluso de personas cruelmente asesinadas, no tiene ahora mucho sentido se rasguen las vestiduras por un chascarrillo que en ningún caso debiera haber valido para juicios personales. Ánimo, que pasará la tormenta.

  2. oscar Dice:

    Sin ser homófobos muchos hacemos chistes de gays, y sin ser racistas y respetando a personas de otras razas y ayudandoles cuando surge una oportunidad igual que a cualquier oyro ciudadano hemos contado algún chiste racista, porque el humor es ridiculizar cualquier aspecto de la vida. Lo único que le reprochó es que sin estar de acuerdo con la carroza, hacer este chiste en una cadena ligada completamente a la.iglesia tiene otro calado y repercusión y lo ha visto usted. Es como si estuviera en una radio que dirigieran unos fascistas y aunque invitado con una opinión independiente usted hiciera un chiste ridiculizando a los judíos. Pues lo mismo. Libertad de expresión y del humor si, siempre. Pero que ello no tenga repercusión y que moleste a otras personas, y expresen lo que sienten también. Y no es justo censurarlos. Es una metedura liviana de pata. Igual una respuesta exagerada. Totalmente. Hay cosas gravísimas que se dicen y se hacen a diario en este país. Tantas que desbordan y ya no se deja pasar ni una, al igual que hay mucha gente que deja pasar todas.

Deja una Respuesta